Tecnología de nivel vibratorio o presión relativa, alternativas factibles en la medición de nivel.

La medición de nivel posee múltiples variantes tecnológicas a la hora de implementar una solución apropiada a los diversos contextos de aplicación. Son conocidas y habituales las soluciones de sensores Reed de los interruptores magnéticos, boyas y sensores de nivel (para mediciones ON/OFF no continuas), la tecnología capacitiva -de la que os hablaremos próximamente- o los radares de onda guiada. Todas estas opciones pasan por el contacto del sensor con el medio.

Sin embargo, la medición de nivel no siempre es susceptible de contacto directo y constante con el medio a intervenir. O bien, el contacto con el medio puede resultar erosivo, conflictivo o doloso. Esto sucede especialmente en los casos de determinados fluidos, químicos o almacenamiento de sólidos. Por ejemplo, en la industrial alimentaria, química o farmacéutica. Por ello, algunas alternativas efectivas y fiables resultan del principio de oscilación por vibración, los ultrasonidos o la medición de presión hidrostática. 

Los sensores de horquilla vibratoria son muy empleados para la detección de sobrellenados en silos o depósitos, la medición de niveles mínimos y máximos o el establecimiento de seguridad integral en determinadas aplicaciones. Estas podrían ser áreas críticas, zonas ATEX o funcionamientos “en seco”. Asimismo, esta clase de detectores son aptos tanto para la medición de líquidos como de sólidos granulados o polvorientos. Es importante añadir que se pueden integrar en tuberías o conductos.

Pues bien, resulta de manifiesto que esta línea de sensores son un recurso adecuado en industria de proceso o control de medios y ambientes críticos. Esto se debe a la capacidad de exhibir una mayor fiabilidad que los interruptores de flotador o boya al prescindir de partes móviles, así como también mayor robustez. Además, estos equipos tienden a perdurar con gran durabilidad en el tiempo ya que no sufren desgaste mecánico. El diapasón de medición ejerce un principio físico fundamental y seguro, la ley universal de vibración.

Por su parte, ciertos transmisores de presión relativa resultan idóneos para la medición, a su vez, de nivel. Estos dispositivos están diseñados con el enfoque en aplicaciones higiénicas / no higiénicas con líquidos, gases y vapor. Admiten su aplicación en tanques abiertos y también en depósitos cerrados. Del mismo modo, pueden estar conformados por un diafragma metálico o cerámico, un revestimiento robusto y elevado grado de precisión. En el caso del diafragma cerámico, asegura máxima resistencia ante sobrecargas y vacíos en aras de poder garantizar alta fiabilidad en las plantas y procesos industriales.

-Sectores proclives a la integración de interruptores vibratorios o de presión –  Industria farmacéutica, alimentaria, sector lácteo y de bebidas, industria química, harinas y piensos, cementeras.

-Equipos relacionados –  KROHNE Optiswitch, KROHNE Optibar.

Puedes consultarnos sobre las características/ventajas de esta y otras tecnologías de automatización e instrumentación industrial.

Codisin | Tecnología para Automatización Industrial & Instrumentación.

Scroll Up