En los procesos industriales es necesario controlar y mantener constantes determinadas magnitudes tales como la presión, el caudal, el nivel, la temperatura, el pH, la conductividad, la velocidad, la humedad, etc. La recolección de estos datos a través de dispositivos de instrumentación propiciará una gestión más eficiente de los recursos utilizados, así como la optimización en las operaciones.

Scroll Up