Válvulas neumáticas

VÁLVULAS NEUMÁTICAS

Electroválvulas

 

Las electroválvulas neumáticas ofrecen varias opciones operativas en función de los requerimientos: válvulas de dirección distribuidoras 2 / 2 (manual y retorno de muelle), válvulas 3 / 2 (manual y retorno de muelle), válvulas 5 / 2 (mando neumático y retorno neumático), válvulas reguladoras unidireccionales (regulan el caudal de aire comprimido en un único sentido) o válvulas anti-retorno (solo permiten un único sentido). En estos casos la fuerza de la presión debe superar la fuerza de muelle.

Consultar

Válvulas de filtrado y regulación

 

La misión de la filtración consiste en detener las impurezas que arrastra el aire comprimido, ya que estas partículas proceden de la atmósfera y de la soldadura o alamina de la tubería. En el caso de la regulación de presión el objetivo pasa por mantener el aire de salida a una presión constante, al margen de las oscilaciones en red o las variaciones de consumo de aire en la aplicación. Por último, la operatividad de este tipo de válvulas neumáticas recoge también la posibilidad de lubricar el aire con aceite en aras de prolongar la vida útil y rendimiento de estos componentes, debido a la mengua del rozamiento y deterioro por oxidación.

Consultar

Cilindros

 

Los cilindros neumáticos son elementos alternativos de movimiento rectilíneo que transforman la energía contenida por el aire comprimido en energía mecánica. Estos componentes están formados por un cilindro cerrado con un pistón integrado que se desplaza ejerciendo un recorrido fijo sobre el eje. Existen diversos patrones, pero las versiones más frecuentes son con cilindro de efecto simple (ejerce en un único sentido) o cilindros de doble efecto (pueden actuar en ambos sentidos). Estos equipos operan gracias a la presión del aire, éste accede a una de las cámaras mientras que se expulsa a la atmósfera por la parte opuesta, accionando así el pistón.

Consultar

Scroll Up