NIVEL

Dentro de los procesos industriales la medición y el control de nivel se hace necesario cuando se pretende tener una producción continua, cuando se desea mantener una presión hidrostática, cuando un proceso requiere de control y medición de volúmenes de líquidos, ó bien en el caso más simple, para evitar que un líquido se derrame, la medición de nivel de líquidos, dentro de un recipiente parece sencilla, pero puede convertirse en un problema más ó menos difícil, sobre todo cuando el material es corrosivo ó abrasivo, cuando se mantiene a altas presiones, cuando es radioactivo ó cuando se encuentra en un recipiente sellado en el que no conviene tener partes móviles ó cuando es prácticamente imposible mantenerlas, el control de nivel entre dos puntos, uno alto y otro bajo.

Los instrumentos de nivel pueden dividirse en medidores de nivel de líquidos y de sólidos:


• Medición en continuo por radar:

En el sistema de radar por antenas los pulsos de microondas extremadamente cortos son enviados por el sistema de antenas sobre el producto a medir, siendo reflejados por la superficie del producto y captados nuevamente por la antena. Se propagan a la velocidad de la luz y el tiempo desde la emisión hasta la recepción de las señales es proporcional al nivel en el depósito. Un proceso especial de prolongación del tiempo posibilita la medición precisa y segura de los    
 

tiempos extremadamente cortos. 

En el sistema de radar guiado Los pulsos de microondas de nanosegundos de baja potencia son guiados hacia abajo en una sonda sumergida en el fluido del proceso. Cuando un pulso de radar alcanza el fluido con una constante dieléctrica diferente, parte de la energía es reflejada de regreso al transmisor. La diferencia de tiempo entre el transmisor (referencia) y el pulso reflejado es convertida en una distancia a partir de la cual se calcula el nivel total o el nivel de interfase.

 

 



• Medición en continuo por ultrasonidos:

El sistema ultrasónico se basa en la emisión de un impulso ultrasónico a una superficie reflectante y la recepción del eco del mismo en un receptor. El retardo en la captación del eco depende del nivel del tanque.


 

• Medición en continuo por bypass:

En el medidor de nivel por bypass el tubo tipo bypass se asocia a la pared lateral del recipiente, según la norma de tubos de comunicación, el nivel en el tubo bypass se iguala al nivel existente en el depósito, un flotador con los imanes incrustados en el tubo tipo bypass sigue el nivel del líquido y lo transfiere de una manera no constante a un indicador  acondicionado fuera del tubo a un dispositivo de monitoreo.


• Medición en continuo o puntual por boya flotador:

El flotador se debe construir de tal forma que flote dentro del líquido a medir, esto significa que la densidad del flotador debe ser menor a la del líquido que lo sostiene


• Medición puntual por el método conductivo:

El medidor de nivel conductivo consiste en uno o varios electrodos y un relé eléctrico o electrónico, dispositivo que abre y cierra un circuito, que es excitado cuando el líquido moja a dichos electrodos. El líquido debe ser lo suficientemente conductor para excitar el circuito electrónico, y de este modo el aparato puede discriminar la separación entre el líquido y su vapor.


• Medición puntual por vibración:

Se basa en el principio del diapasón en aire a frecuencia de resonancia. Un cristal piezoelectrico se utiliza para la excitación de oscilaciones y para monitorear la frecuencia de oscilación real. Cuando el diapasón se sumerge en líquido, la frecuencia cambia, este cambio se detecta electrónicamente y se cambia la salida.