BOMBAS PARA FLUIDOS

Las bombas se clasifican según las consideraciones generales diferentes:
1. La que toma en consideración la características de movimiento de los líquidos.
2. La que se basa en el tipo de aplicación especifica para los cuales se ha diseñado la bomba.

Hay una diversidad muy grande de bombas en el mercado pero nos vamos a centrar en las siguientes:

• Dosificadoras de membrana o de pistón:

Especialmente indicadas en procesos de control y dosificación de reactivos, en plantas de tratamiento de aguas residuales, potabilizadoras, ETAP, plantas descalcificadoras de agua, ósmosis y torres de refrigeración.

• Bombas peristálticas de trasvase:

 Son bombas totalmente estancas sin estopada. Única parte de desgaste el tubo, el cual podemos adaptar a cualquier necesidad.
Compatibilidad de 
materiales NBR, Neopreno, Caucho Natural, Butylo. Bombas especialmente indicadas en Tratamiento de Aguas para el trasvase, vaciado y movimiento de cualquier tipo de aguas cargadas, muy abrasivas, con gran cantidad de sólidos, barbotinas de carbón activo, espumas, flotantes, grasas, desechos animales, vísceras en tratamiento de efluentes en mataderos con pelos, huesos, etc.


• Bombas centrífugas autoaspirante:

Para aplicaciones de aguas residuales. Han sido diseñadas para aplicaciones en plantas de tratamiento de aguas residuales, en la aspiración de aguas muy cargadas, especialmente en cabecera de planta, con posibilidad de paso de sólidos de hasta 76 mm de diámetro.

• Electrobomba centrífuga para líquidos corrosivos:

Construcción monobloc, soportada la bomba por las patas del motor, es compacta y de reducidas dimensiones. Equipada con rodete semiabierto, que va fijado a un corto eje postizo, recubierto por un casquillo de cerámica, una tuerca ciega bloquea casquillo y rodete con el eje. El cierre entre rodete y eje se realiza por dos juntas tóricas.  juntas tóricas y collarines de cierre son de Vitón, bajo demanda para álcalis se montan en EPDM o PVDF.