FOTOCELULAS

Un sensor fotoeléctrico es un dispositivo electrónico que responde al cambio en la
intensidad de la luz. Estos sensores requieren de un componente emisor que genera la luz, y un componente receptor que “ve” la luz generada por el emisor. 

Todos los diferentes modos de sensado se basan en este principio de funcionamiento. Están diseñados especialmente para la detección, clasificación y posicionado de objetos; la detección de formas, colores y diferencias de superficie, incluso bajo condiciones ambientales extremas. Existen cuatro tipos de sensores fotoeléctricos, los cuales se agrupan según el tipo de detección, estos son: de barrera, reflex sobre espejo, reflex directa, y de fibra óptica y según el tipo de luz empleada los podemos categorizar en:  

• Fotocélula infrarroja/de luz roja:

Los sensores optoelectrónicos se pueden poner en uso en cualquier parte donde se requiera una captación exacta de posición y objetos segura y sin contacto. No importa de qué material estén hechos los materiales a reconocer. Los sensores ópticos poseen, en comparación con los detectores de proximidad, una zona de detección más amplia.

• Fotocélulas láser:

Los sistemas láser se pueden poner en uso en cualquier parte donde se requiera la captación de pequeños objetos donde sea necesaria una detección especialmente precisa.

Mediante el pequeño ángulo de divergencia se puede alcanzar una palpación de hasta 100 metros.

• Amplificador y fibra óptica:

Allí donde queda un espacio reducido para el montaje de sensores ópticos estándar, se puede usar conductores de luz, también conocidos como fibras ópticas. Ventajas de estos sistemas: la electrónica de evaluación y los elementos constructivos optoelectrónicos se encuentran en alojamientos separados de la apertura de entrada y salida de luz del sistema.

Por ello, los cabezales de medición óptica pueden ser montados también en lugares de difícil acceso.

                                               • Sistemas para aplicaciones específicas:

Los cometidos especiales necesitan soluciones especiales. Datalogic ofrece por ello, además de los sensores estándar optoelectrónicos y los sistemas de conducción de fibra óptica, sensores específicos, conocidos bajo ese nombre por su uso en ciertas aplicaciones concretas como color, contraste, luminiscencia, marcas, de area, etc.